Reducción de costes

 

Puede reducir costes  sin renunciar a recursos necesarios o potencialmente productivos; sin limitar las posibilidades de crecimiento; sin cambiar de proveedor, estructura, modelo productivo. Y de manera rápida y sostenible.

 

Mejorar la disponibilidad de los productos, pudiendo proveer las cantidades necesarias en el momento preciso.

 

Simplificar el mantenimiento de forma que el operario no requiera grandes conocimientos para la manipulación del proceso productivo.

 

Integrar la gestión y producción.

 

Reducir costes en origen, desde la demanda interna. Y a su vez mejorar calidad y precio de los proveedores.

 

Evaluar alternativas para responder a necesidades a menor coste.

 

Redefinir estrategias de contratación y optimizar el Panel de proveedores.

 

Ajustar demanda a necesidades reales de usuarios (eliminar gastos innecesarios)

 

Evaluar alternativas para responder a necesidades a menor coste